El Petamuti / Sacerdote mayor Uacusecha-Purepecha.

El sacerdote mayor o petamuti era el principal sacerdote, el que estaba sobre todos los demás sacerdotes. Era, entre otras cosas, el encargado «de la leña de los fogones del dios del fuego». Una de sus funciones principales era hacer la justicia general en la fiesta llamada Equataconsquaro en nombre y por mandato del cazonci. El petamuti llegaba con gran ceremonia al patio acompañado por los señores, caciques y oficiales del cazonci, y sentado en una «silleta» oía durante veinte días, desde la mañana hasta mediodía, las causas que se le presentaban. Los querellados le presentaban distintas pruebas en contra del acusado, dependiendo del delito cometido, y con base en ellas el petamuti consideraba si éste era culpable o no. Si el malhechor había cometido el delito menos de cuatro veces lo perdonaba y lo entregaba a sus parientes, pero si incurría en el delito por cuarta vez lo condenaba a muerte. 

La Relación de Michoacán. impartición de justicia.

Como parte de la ceremonia en que se hacía justicia, el petamuti contaba la historia de los antepasados del cazonci, la cual está contenida en los capítulos 2 a 34 de la segunda parte de la Relación. También otros sacerdotes «menores» (probablemente de los llamados curitiecha), enviados por el propio petamuti, contaban la historia por los pueblos. Al terminar la historia, el petamuti dirigía un largo sermón a la gente que estaba reunida en el patio y después mandaba ejecutar las sentencias. A algunos los mandaba matar y a otros los mandaba encarcelar para que fueran sacrificados después en la fiesta de Cuingo. El razonamiento que hacía el petamuti consistía básicamente en un recordatorio de las promesas que la gente de los pueblos conquistados había hecho a cambio de no ser sacrificada (hacer sementeras, llevar leña para los templos y ayudar en las batallas) y que no habían cumplido, razón por la cual se hacía la justicia. Especialmente parecía dirigirse a los caciques a quienes les recordaba la vida ejemplar de Hiripan, Tangaxoan e Hiquingaje, comparándola con el exceso de lujos y de buena vida que ahora ellos se daban, y haciéndoles notar el inclumpimiento de sus promesas y su ingratitud.

La Relación de Michoacán. Relatando la historia del linaje Uacusecha.

Terminada la justicia general, el petamuti iba a la casa del cazonci quien salía a recibirlo y le daba las gracias. Después de hacer la salva a los dioses, el cazonci ofrecía una comida al petamuti y a la gente que lo acompañaba. Aunque algunos casos, en especial los más graves pero no únicamente, los juzgaba el cazonci, parece ser que siempre se presentaban primero al petamuti y éste los turnaba al cazonci. El petamuti también era el juez en las causas matrimoniales. Ante él se presentaban los que deseaban deshacer su matrimonio, el petamuti los amonestaban para que permanecieran unidos pero si se presentaban más de tres veces permitía la separación. También resolvía los casos de adulterio y otros, como los casos de segundos matrimonios, abandono, maltrato, etcétera.

Sacerdotes y oficiales de las cues. Al centro el Petamuti.

El petamuti también era la figura principal en la ceremonia de «alzamiento» de un nuevo cazonci. Cinco días después de la elección, el petamuti iba a la casa del cazonci electo acompañado por los señores y caciques y, después de saludarse, le decía: «señor, por ti venimos para que entres en la casa de tu padre». Luego, el petamuti encabezaba la procesión que llevaba al cazonci al patio donde lo esperaba la gente y entonces les dirigía un sermón o razonamiento mediante el cual demandaba a la gente que ayudara y obedeciera al nuevo cazonci. Terminaba el discurso diciendo: «Ya habéis visto cómo nos queda rey, que yo le he metido en esta casa; id alegres y contentos a vuestros pueblos».

Petamuti encargado de mantener el fuego encendido.

Cuando el cazonci elegía a un nuevo cacique, el sacerdote mayor (o el gobernador) le dirigía unas breves palabras recordándole, sobre todo, que no tomara las mujeres del cacique muerto. Por lo menos en ciertas ocasiones el petamuti era un intermediario entre la gente y el cazonci. Por ejemplo, cuando el curitiecha que había introducido en su señorío a un nuevo cacique volvía a la ciudad, se lo hacía saber primero al sacerdote mayor y éste a su vez se lo comunicaba al cazonci. También cuando a alguien se le aparecían los dioses en sueños, se lo contaban primero al petamuti y éste se lo decía al cazonci. Pero su intermediación también era en sentido contrario. La justicia la hacía en nombre del cazonci, el razonamiento que hacía al final eran palabras que el cazonci le había enviado decir, al igual que el sermón que pronunciaba cuando alzaban al cazonci nuevo.

Petamuti. Centro ceremonial Tzintzuntzan.

Hay muchos indicios que hacen pensar que el petamuti era el principal de los sacerdotes llamados curitiecha. Como a ellos, le llamaban abuelo, y sus insignias eran las mismas: una calabaza engastonada de turquesas sobre su espalda, el símbolo de que tenía a la gente en cargo; un bordón o lanza con un pedernal en la punta que llevaba al hombro; una guirnalda de hilo (o de «trébol») en la cabeza; unas tenazas de oro en el cuello (colgando sobre el pecho); y un plumaje en el cabello trenzado. Por lo menos algunos señores eran también sacerdotes mayores como, al parecer, era el caso de Zurunban, señor de Tariaran. El petamuti era uno de los sacerdotes a los que llamaban cura o abuelo, el cargo era hereditario y se casaban.

Primer acercamiento a las almenas del adoratorio de Tláloc del Templo Mayor de Tenochtitlán. Proyecto Reconstrucción Virtual de la gran Tenochtitlán ADVEstudio Arqueología Virtual.

Dentro de los trabajos del proyecto de Reconstrucción virtual de la gran Tenochtitlán elaborado por ADVEstudio Arqueología Virtual. se realizó la propuesta referente a la morfología de las almenas ubicadas en la parte superior de del adoratorio de Tláloc en el Templo Mayor.

Dicha propuesta esta basada en los trabajos de investigación realizados por Stan Declercq y Juan Cervantes Rosado en su trabajo » AGUA Y ARQUITECTURA RELIGIOSA: EVIDENCIAS ARQUEOLÓGICAS DE UN AYAUHCALLI DEL PERIODO AZTECA TARDÍO EN EL MANANTIAL HUEYTLÍLATL, COYOACAN»

En donde se ofrece una interpretación de un conjunto arquitectónico del periodo Mexica tardío entre 1400 – 1520 asociado a un cuerpo de agua denominado «Manantial Hueytlilac» en el pueblo de Los Reyes en Coyoacan, Cdmx. Según las fuentes del siglo XVI, este tipo de edificaciones ubicados en las riveras de los cuerpos de agua eran conocidos como AYAUCALLI o «Casa de la Niebla».

En este sitio se localizó esta almena con forma de jarra de Tláloc la cual se encuentra en resguardo de la comisión de festejos del pueblo de Los Reyes, Coyoacan, A.C. La cual se a tomado como base para la propuesta del modelo de almenas para nuestra representación del adoratorio de Tláloc del Templo Mayor de Tenochtitlán.

Foto: Victor Manuel Torres M.

En el «Plano parcial de la ciudad de México», elaborado en la mitad del siglo XVI, se representa la parte septentrional de la antigua ciudad de Tenochtitlán.

Detalle del plano parcial de la ciudad de México donde se aprecia un templo encima de un ojo de agua. «Reproducción autorizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. CONACULTA, INAH. MX.»

En la parte noroeste del plano esta plasmado un templo prehispánico al costado este de un manantial pintado como un circulo azul y negro, los típicos colores para el agua en la pictografía del altiplano central. Donde en caracteres latinos se menciona «un ojo de agua» al lado de un personaje que posiblemente representa un sacerdote. El edificio posee tres almenas en el techo que representan jarras de Tláloc. En el mismo plano aparecen dos tempos más con las mismas almenas, aunque no están vinculados a un manantial.

Detalle de las almenas en el techo del templo del Plano parcial de la ciudad de México (Dibujo: Christophe Helmke).

Dentro de poco se podrá recorrer la gran Tenochtitlán tal y como pudo haber sido admirada por los europeos a su llegada en el siglo XVI.

«Según los mitos de la fundación de Tenochtitlán, los mexicas levantaron su ciudad, por órdenes de Huitzilopochtli, su dios patrono, en el lugar en que nació un nopal que brotó del corazón de Copil, guerrero sacrificado.»

Este proyecto que ha venido siendo trabajado durante varios años por ADVEstudio Arqueología Virtual nos permitirá recorrer las principales calzadas que conectaban la gran Tenochtitlán con las riveras del lago, así como experimentar un tour por el recinto sagrado; maravillandonos tal y como lo hicieron los primeros europeos a su llegada al Valle de México.

El presente proyecto se pretende tenerlo completado para mediados de septiembre ya que se trabaja en el detallado de cada uno de los modelos y personajes para que sean lo mas apegados a los datos históricos y descubrimientos recientes en el recinto sagrado de Tenochtitlán.

por lo cual serán incluidos en su totalidad todas las edificaciones hasta la fecha ubicadas y en proceso de estudio por parte de los arqueólogos. Lo cual permitirá tener un materia que de primera mano nos proporcionará información fidedigna de como debió de verse esta gran ciudad en su época de esplendor.

El equipo de ADVEstudio Arqueología Virtual trabaja para generar un materia de alta calidad que pueda ser utilizado para la promoción y preservación de nuestro pasado prehispánico, al igual como lo esta realizando con otros sitios arqueológicos del país de los cuales se dará noticia próximamente.

Por lo pronto esperamos disfruten de estos avances y estén al pendiente de mas de nuestras obras .

Para mayor información pueden contactarnos en adv.estudio@hotmail.com y visitar nuestra pagina de Facebook  https://www.facebook.com/ADVestudio/

EL ASEDIO A TENOCHTITLÁN Y TLATELOLCO

1 de junio al 12 de agosto de 1521

La extraordinaria batalla que se dio por la conquista de las ciudades de Tenochtitlán y Tlatelolco no tiene parangón ni semejanza con nada de lo que cualquier testigo veterano de infinidad de batallas hubiese visto o le hubiesen contado. En esta batalla no existían frentes, posiciones claves u objetivos definidos que ganar. Era una guerra total, de día y de noche, en la tierra y sobre el agua, casa por casa, templo por templo, sin ningún cuartel. Un día los asaltantes podían ocupar media ciudad y al otro perderla y tener que retroceder fuera de ella. Prácticamente hasta el final, los defensores no dieron la batalla por perdida y el arrojo con que ambos bandos combatieron queda perfectamente plasmado en las crónicas y relaciones que tratan sobre los acontecimientos. Esta es una de las más grandes batallas de la historia. Para bien o para mal la caída de Tenochtitlán marca el inicio de una nueva era, de un nuevo mundo.

1- LA IRRUPCIÓN DE LOS BERGANTINES.

Gracias a la derrota de las canoas mexicas la escuadra de bergantines llega hasta el gran dique de Nezahualcóyotl. El que se encuentra roto e inutilizado. Tiene una gran brecha que han abierto los propios mexicas cuando trataron de combatir a Cortés en Iztapalapa. Ahora los navíos españoles pueden atravesarlo sin dificultades y acercarse así hasta las calzadas de acceso a la gran ciudad.

2- EL AVANCE POR TIERRA.

El primer paso para alcanzar la ciudad es hacerse de las calzadas que la unen a tierra firme. Pese a la fiereza con la que se combate, hasta que los bergantines no accedan a ambos lados de las mismas y las limpien de canoas mexicas, al tiempo que apoyan a los que avanzan a pie, no hay ninguna posibilidad de someterlas.

3- EL COMBATE EN LA POBLACIÓN.

Se inicia ahora una forma de combate para que los españoles y sus aliados no están preparados. Por la configuración de la ciudad surcada de canales, la forma más segura de avanzar es siguiendo las grandes calzadas que se dirigen a la Plaza Mayor. Sin embargo, estas se encuentran interrumpidas por fosos y puentes defendidos por empalizadas y por un gentío que desde sus casas y azoteas dispara masivamente todo tipo de proyectiles sobre los invasores. Cortés llegara varias veces en su empuje a la plaza del Templo Mayor, la primera vez el 10 de junio, para retroceder a continuación ante la imposibilidad de sostenerse sobre un terreno plagado de posiciones fuertes, repletas de innumerables e incansables guerreros mexicas.

4- AVANCE CONCÉNTRICO.

Las columnas invasoras que atacan la ciudad por las diferentes calzadas se encuentran todas con la misma problemática. Avance lento, lucha ininterrumpida, temor a ser rodeados durante los ataques e imposibilidad de mantener el territorio ganado al termino de la jornada por falta de tropas y agotamiento. Cortés llegará antes que Alvarado al centro de la ciudad, la plaza del Templo Mayor.

5- DESTRUCCIÓN DE LAS RIBERAS.

Los mexicas no renuncian a combatir en el lago, infinidad de embarcaciones acosan continuamente las posiciones y líneas de comunicación de los asaltantes. Cortés la metódica destrucción de los refugios ribereños de estas embarcaciones, básicamente se trata de prender fuego a buena parte del perímetro lacustre de la ciudad.

6- GUERRA TOTAL.

Es el príncipe texcocano Ixtlilxóchitl quien da la idea a Cortés de como asegurar un terreno que continuamente cambia de manos. Hay que arrasar todas las edificaciones y con los escombros nivelar el terreno, cegando canales y trincheras, eliminando posibles posiciones fuertes del enemigo, abriendo el terreno para el desenvolvimiento de la caballería y la infantería. Cortés empleará miles de gastadores aliados en una tarea que desprecia ya que deseaba conservar lo más posible la majestuosidad de la ciudad, pero que con el tipo de guerra que debe implementar resulta inevitable.

7- A HIERRO Y FUEGO.

Tras su experiencia y la dificultad de la lucha en el centro de Tenochtitlán, por la densidad y fortaleza de las edificaciones del lugar. Cortés envía por los grandes canales bergantines que, adentrándose tras las líneas mexicas, alcanzan alguno de los edificios de mayor importancia con el objeto de destruirlos. Así sucede, por ejemplo, con el gran palacio de Axayácatl o la espléndida Casa de las Aves de Moctezuma, que caen presa de las llamas.

8- TÁCTICAS DE COMBATE.

Los aliados de cortes combaten en masa y en vanguardia. Su función es desgastar a los mexicas, ablandándoles antes de que entren en combate con los españoles. Si las cosas se ponen feas y los aliados retroceden son apartados y enviados a la retaguardia. Cuando los españoles van a la lucha al choque cuerpo a cuerpo no quieren tener cerca a unos guerreros que no están acostumbrados a su forma de combatir y por ello les molestan más que ayudan.

9- AVANCE CONSOLIDADO.

Tras destruir metódicamente todo el espacio que circunda las vías de acceso a la plaza del recinto sagrado, a partir del 20 de junio Cortés ya puede avanzar cada día hasta la plaza e incluso sobrepasarla, manteniendo su campamento sobre la calzada en el lago. El día 23 cuando vuelve a avanzar, descubre que los mexicas se han replegado abandonando la defensa del camino que lleva a la plaza mayor. Ahora puede volcarse en lograr el contacto con la columna de Alvarado que presiona desde la calzada de Tlacopan.

10- TLATELOLCO.

El 30 de junio los mexicas retroceden en su mayor parte sobre la ciudad de Tlatelolco, al otro lado de la acequia de Tezontle. Los tlatelolcas asumen ahora con orgullo su protagonismo en la batalla. El urbanismo de Tlatelolco no esta tan bien desarrollado como el de Tenochtitlán, lo que va a ralentizar y dificultar el avance de los atacantes. Cortés, que lanza entonces un ataque en masa sobre Tlatelolco, sufre su mas duro revés. Durante cuatro días los españoles permanecen en sus campamentos recuperándose de la cruenta derrota. Después se reinicia la lucha en dirección al centro de la ciudad.

11- SE RENUEVA LA LUCHA.

Va a costar lo mismo la conquista de Tenochtitlán que la de Tlatelolco, y eso combatiendo contra un enemigo bastante debilitado y agotado, pero que pese a todo presenta una resistencia sobrehumana. El 17 de julio ya arde el templo que domina la plaza de Tlatelolco y ondea el estandarte de Cortés sobre el. Alvarado que ha llegado al centro de la ciudad, lucha por conservarla. Densos grupos de guerreros mexicas, hombres y mujeres, luchan a muerte. Pasan los días y con ellos se van cerrando cerco sobre las ultimas posiciones de los defensores.

12- CORTÉS.

Durante la última fase de la batalla. Cortés sitúa su puesto de mando sobre la azotea de una casa de este distrito. El humo de los incendios delata la línea de avance de los españoles.

NO HAY CUARTEL, DÍA A DÍA DE LA BATALLA.

Informado Cortés de que por la noche un numeroso grupo de la población se acercaba a una zona en donde obtendrían alimentos, preparo una emboscada. Cayeron en la matanza cientos de hombres, mujeres y niños. A medida que avanza la lucha, que los barrios son conquistados, los españoles encuentran en ellos muchos cadáveres, sea flotando sobre los canales, dentro de las casas o en las calles, observando además como estos se han alimentado sistemáticamente de todo lo que podía suponerse comestible, como las raíces de los arboles o sus cortezas. El hambre y las enfermedades diezmaban a una población llevada al extremo.

13- EL CRUENTO FINAL.

Arrinconados en un reducido espacio habiendo perdido ya todas las grandes plazas y edificaciones, una debilitada masa de hombres, mujeres y niños, aproximadamente 40, 000 personas que se niegan a rendirse, son atacados y masacrados o aprisionados por los aliados de Cortés. No hay misericordia, aniquilan a una población a la que odian profundamente. Es el 12 de agosto de 1521. Cuauhtémoc el ultimo líder mexica es apresado tratando de huir a tierra firme para organizar a los sobrevivientes. Es el final de la batalla.


A casi 500 años de su destrucción podemos observar el resurgimiento del esplendor de la gran Tenochtitlán.

«Flotando sobre las aguas de un lago de plata, surge la Gran Tenochtitlán como real águila remontando vuelo hacia la eternidad»

Vista de Norte a Sur de la Gran Tenochtitlán
RECONSTRUCCIÓN CREADA por ADVEstudio Arqueología Virtual.
Expertos en diseño, animación y modelado 3D de sitios y monumentos históricos.
Arribando con las ofrendas y tributos al recinto sagrado de Tenochtitlán.
RECONSTRUCCIÓN CREADA por ADVEstudio Arqueología Virtual.
Expertos en diseño, animación y modelado 3D de sitios y monumentos históricos.
Calzada a Tacuba.
RECONSTRUCCIÓN CREADA por ADVEstudio Arqueología Virtual.
Expertos en diseño, animación y modelado 3D de sitios y monumentos históricos.

𝗭𝗢𝗡𝗔 𝗔𝗥𝗤𝗨𝗘𝗢𝗟𝗢𝗚𝗜𝗖𝗔 𝗗𝗘 𝗧𝗜𝗡𝗚𝗔𝗠𝗕𝗔𝗧𝗢, 𝗠𝗜𝗖𝗛𝗢𝗔𝗖𝗔𝗡, 𝗠𝘅. Periodo de Ocupación del año 0 al 850 d.C.

𝗭𝗢𝗡𝗔 𝗔𝗥𝗤𝗨𝗘𝗢𝗟𝗢𝗚𝗜𝗖𝗔 𝗗𝗘 𝗧𝗜𝗡𝗚𝗔𝗠𝗕𝗔𝗧𝗢, 𝗠𝗜𝗖𝗛𝗢𝗔𝗖𝗔𝗡, 𝗠𝘅.

𝗭𝗢𝗡𝗔 𝗔𝗥𝗤𝗨𝗘𝗢𝗟𝗢𝗚𝗜𝗖𝗔 𝗗𝗘 𝗧𝗜𝗡𝗚𝗔𝗠𝗕𝗔𝗧𝗢, 𝗠𝗜𝗖𝗛𝗢𝗔𝗖𝗔𝗡, 𝗠𝘅.Periodo de Ocupacupación del año 0 al 850 d.C.———————————————————————————-RECONSTRUCCIÓN CREADA por ADVEstudio Arqueología Virtual.Expertos en diseño, animación y modelado 3D de sitios y monumentos históricos.Visítenos en línea y pregunta tenemos la mejor propuesta para la creación del contenido multimedia que necesitas. Si no tenemos el material que necesitas para tu proyecto, publicación o decoración lo creamos para ti‼️————————————————————Para más material SUSCRIBETE A NUESTRA PAGINA, SÍGUENOS Y COMPARTEArqueología Virtual Contacto:adv.estudio@hotmail.comhttps://www.facebook.com/ADVestudio/https://advestudioav.wixsite.com/advestudio

Posted by ADV Estudio on Saturday, June 20, 2020

RECONSTRUCCIÓN CREADA por ADVEstudio Arqueología Virtual.
Expertos en diseño, animación y modelado 3D de sitios y monumentos históricos.